Los estadounidenses que viven en comunidades donde prevalece la violencia con armas de fuego tienen más probabilidades de experimentar efectos negativos en materia de salud y comportamiento

Para divulgación: miércoles, 12 de Julio de 2017

Los estadounidenses que viven en comunidades donde prevalece la violencia con armas de fuego tienen más probabilidades de experimentar efectos negativos en materia de salud y comportamiento

El experimentar violencia comunitaria incrementa el riesgo de trauma y es especialmente perjudicial para niños y adolescentes

Washington, DC — “Los individuos que viven en comunidades donde prevalece la violencia comunitaria están en un riesgo creciente de experimentar una amplia gama de efectos negativos en material de salud y comportamiento”, según el nuevo informe La relación entre violencia comunitaria y trauma: Cómo la violencia afecta el aprendizaje, la salud y la conducta, elaborado por el Violence Policy Center (Centro de Políticas sobre Violencia VPC) y The Violence Prevention Coalition of Greater Los Angeles (la Coalición para la Prevención de la Violencia en Los Ángeles, VPCGLA).

El informe de 23 páginas, financiado por The California Wellness Foundation (la Fundación Californiana para el Bienestar) en buena parte busca iniciar en el tema a defensores que trabajan a favor de la prevención de violencia con armas de fuego, a formuladores de políticas y al público en general. Al poner de presente esta pregunta: “¿Qué marcas -más allá de las físicas- dejan las balas?”, el estudio está diseñado para proporcionar, en un formato de fácil acceso, una base de conceptos claves y de investigaciones relacionadas con el trauma comunitario en el contexto de violencia con armas de fuego.

El Director Ejecutivo del VPC, Josh Sugarmann afirma que “La comunidad que actúa a favor de la prevención de la violencia comunitaria –fundaciones, organizaciones, formuladores de políticas, practicantes, líderes comunitarios y sobrevivientes- está encabezando al país en el reconocimiento de los impactos de traumas que resultan de haber experimentado violencia. Este nuevo recurso busca promover la comprensión del modo en que los traumas provocados por violencia impactan a los individuos y tiene como fin servir de ayuda a aquellas estrategias efectivas que se emplean para prevenir y mitigar la exposición a traumas. Uno de los objetivos primordiales de este estudio es construir conciencia con respecto a que el daño infligido por la violencia de armas de fuego va más allá de las heridas físicas que inflingen las balas”.

Daniel Healy, director asociado de The Violence Prevention Coalition of Greater Los Angeles, afirma “A medida que vamos arribando a una mejor comprensión sobre cómo el trauma que resulta de la violencia comunitaria impacta nuestra salud y bienestar, se vuelve aún más imperativo que trabajemos en colaboración de manera transversal entre sectores para prevenir la violencia, apoyar el desarrollo saludable de niños y jóvenes y construir resilencia en nuestras comunidades. En el Condado de Los Ángeles hemos visto una tendencia a la baja en materia de violencia criminal y homicidios a lo largo de los últimos 10 años, en buena parte como resultado de la coordinación de esfuerzos realizados en torno al tema del trauma y que actualmente se están efectuando en áreas donde éste tiene un alto impacto”.

La violencia comunitaria se define como un acto público de violencia interpersonal que comete una persona que no está relacionada íntimamente con la víctima. Ejemplos de violencia comunitaria son tiroteos en vecindarios o escuelas, disputas entre pandillas, bullying y tráfico de drogas. El informe destaca las consecuencias que la violencia comunitaria tiene sobre la salud y el bienestar, echando luz específicamente en los efectos acumulativos de vivir con miedo a la violencia.

El informe presenta investigaciones que detallan cómo los individuos que viven en comunidades donde la violencia es prevalente están en riesgo creciente de experimentar una amplia gama de efectos negativos en materia de salud y comportamiento. En el contexto de prevención de violencia con armas de fuego, la evidencia sugiere que vivir en comunidades violentas pone en riesgo la capacidad de los residentes para romper ciclos intergeneracionales de violencia. Las investigaciones también han mostrado que la exposición a traumas derivados de violencia comunitaria está ligada de manera singular con el desarrollo de trastornos por estrés postraumático (PTSD, por sus siglas en inglés), especialmente entre niños y adolescentes.

El estudio detalla tres ámbitos -aprendizaje y desarrollo, salud mental y comportamiento, y enfermedades crónicas- en que las investigaciones han vinculado de manera consistente la exposición a la violencia con efectos negativos que tienen lugar posteriormente en la vida:

Impacto en aprendizaje y desarrollo
— Altera el desarrollo del cerebro causando menor control de impulsos y mermando habilidades para concentrar, tomar decisiones y seguir instrucciones
— Disminuye el desempeño académico y aminora aspiraciones educativas y profesionales

Impacto en salud mental y comportamiento
— Incrementa incidencia de PTSD, abuso de sustancias y suicidio
— Causa hipersensibilidad a amenazas e insensibilidad ante la violencia
— Causa comportamiento agresivo, violento
— Incrementa la aceptación de la violencia como respuesta legítima, conduce a la perpetuación de ciclos de violencia

Impacto sobre padecimientos crónicos
— Incrementa el riesgo de enfermedades cardíacas, diabetes, cáncer y asma
— Incrementa el riesgo de obesidad y reducción de actividad física

A lo largo y ancho de California, estas intervenciones centradas en el tema del trauma ofrecen una senda a seguir para otros estados en su esfuerzo por reducir la violencia comunitaria y sus efectos a largo plazo. Dichos esfuerzos están siendo cubiertos cada vez más por los principales medios de comunicación a medida que se reconoce más y más los efectos de la violencia comunitaria en individuos. En su resumen, el informe afirma que: “Los esfuerzos para mediar los efectos que tiene la violencia comunitaria en individuos incluyen educación relacionada con reducir la prevalencia del estrés tóxico y fortalecer la relación entre los jóvenes y sus cuidadores/protectores. Las intervenciones que ocurren cuando los niños aún son pequeños han probado ser exitosas en reducir efectos negativos más tarde en la vida al ayudar a estabilizar tanto al niño como a su cuidador/protector”.

El estudio completo está disponible en: http://www.vpc.org/studies/traumaesp17.pdf. Este estudio también está disponible en inglés en http://www.vpc.org/studies/trauma17.pdf.

 

 

 

 

El Violence Policy Center (www.vpc.org) es una organización educativa de alcance nacional que trabaja para poner un alto a las muertes y heridas provocadas por armas de fuego. Siga al VPC en Twitter, Facebook y YouTube.

La misión de the Violence Prevention Coalition of Greater Los Angeles (http://www.vpcgla.org/) es unificar y fortalecer las voces de sus organizaciones miembros y de los individuos comprometidos en poner fin a la epidemia de violencia proporcionando educación, recursos y defensoría de políticas.

Creada en 1992 como una fundación privada independiente, la misión de The California Wellness Foundation (http://www.calwellness.org/) es elevar la calidad de la salud del pueblo de California otorgando apoyos financieros para actividades relacionadas con promoción de la salud, educación para el bienestar y prevención de enfermedades.

Media Contact:
Felicia Feingersch
(202) 822-8200 x104
ffeingersch@vpc.org