En solo un año hubo más de 1,600 mujeres asesinadas por hombres, según un nuevo estudio

Para divulgación: jueves, 21 de Septiembre de 2017

Un estudio anual divulgado en la antesala del Mes de Concientización respecto a la Violencia Doméstica clasifica a los entidades federativas según la tasa de mujeres asesinadas por hombres.

Washington, DC — En 2015, más de 1,600 mujeres fueron asesinadas por hombres y en la mayoría de los casos se usó un arma de fuego, de acuerdo con un nuevo estudio titulado Cuando los hombres asesinan a las mujeres: un análisis de los datos de homicidios correspondientes a 2015, elaborado por el Centro de Políticas sobre Violencia (Violence Policy Center, VPC).

Este estudio anual se está dando a conocer en la antesala de la realización, el próximo octubre, del Mes de Concientización respecto a la Violencia Doméstica. Dicho estudio se vale de datos correspondes a 2015, el año para el cual se dispone de información más reciente. El estudio se refiere solo a homicidios que involucran a una víctima femenina y a un perpetrador masculino, y los datos utilizados provienen del Informe Suplementario sobre Homicidios (Supplementary Homicide Report) de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI).

El estudio encontró que a nivel nacional, 93 por ciento de esas mujeres víctimas fueron asesinadas por un hombre a quien conocían y que en la mayoría de los casos se usó un arma de fuego.

“Las mujeres que han sido asesinadas por hombres suelen morir a manos de un conocido, que en más de la mitad de los casos es un compañero íntimo”, afirma Kristen Rand, Directora Legislativa de VPC. “Hay que hacer mucho más para identificar e implementar estrategias que permitan evitar estas tragedias. Se necesita disponer de más recursos en los niveles federal, estatal y local para lograr que las mujeres estén –y permanezcan- seguras”.

El Centro de Políticas sobre Violencia ha esta publicando anualmente Cuando hombres asesinan a mujeres desde hace 20 años. En dicho periodo, la tasa a nivel nacional de mujeres asesinadas por hombres en situaciones que involucran solo a una víctima y un perpetrador ha disminuido 29 por ciento: de 1.57 por 100,000 en 1996 a 1.12 por 100,000 en 2015.

A continuación se presenta la lista de las 10 entidades con las tasas más altas de mujeres asesinadas por hombres en situaciones que involucran solo a una víctima y  un perpetrador en 2015:

 

Posición Estado Número de mujeres víctimas de homicidio Tasa
1 Alaska 10 2.86
2 Nevada 33 2.29
3 Luisiana 53 2.22
4 Tennessee 71 2.10
5 Carolina del Sur 46 1.83
6 Arkansas 27 1.78
7 Kansas 24 1.65
8 Kentucky 36 1.60
9 Texas 213 1.54
10 (empate) Nuevo México 16 1.52
10 (empate) Misuri 47 1.52

 

El estudio presenta un resumen detallado de cada una de estas 10 entidades, que incluye: número de víctimas por grupo de edad y raza; el arma de uso más frecuente; relación entre víctima y perpetrador y las circunstancias del homicidio respectivo.

Entre las estadísticas de alcance nacional que presenta el estudio, figuran las siguientes:

Durante 2015 en Estados Unidos fueron asesinadas 1686 mujeres en situaciones que involucraban sólo a una víctima y  un perpetrador, con una tasa de 1.12 por 100.000. De ese total de mujeres víctimas de homicidio, 1,110 eran de raza blanca, 476 eran de raza negra, 48 eran asiáticas o isleñas del Pacífico, 28 eran indígenas americanas o nativas de Alaska y 24 son casos en que no se estableció la raza de la víctima.

Nueve de cada diez víctimas conocían al perpetrador. Y de éstas, 64 por ciento eran esposas o tenían una relación de intimidad con el asesino. La cantidad de mujeres asesinadas por un conocido fue 14 veces mayor al de las mujeres asesinadas por un hombre que no conocían.

La violencia doméstica letal ha estado impactando en forma desproporcionada a las mujeres de raza negra. En 2015, la tasa de mujeres negras asesinadas por hombres (2.43 por 100,000), superó en más de dos veces a la tasa correspondiente a las mujeres blancas (0.96 por cien mil).

Mientras que las armas de fuego, sobre todo las armas cortas, fueron lo que esos hombres más habitualmente usaron para asesinar a esas mujeres. A nivel nacional, para los homicidios en que se logró identificar el arma utilizada, 55 por ciento de las mujeres víctimas fueron asesinadas por disparos de arma de fuego. Y del total de homicidios cometidos con armas de fuego, en 69 por ciento de los casos se usó un arma corta.

En su gran mayoría, estos homicidios no estaban relacionados con la comisión de otro delito, como robo o violación. A nivel nacional, para homicidios en que se logró identificar las circunstancias del homicidio, 84 por ciento de éstos  no estaban relacionados con la comisión de otro delito. En la mayoría de los casos, la mujer víctima fue asesinada por el hombre perpetrador en el curso de una discusión entre ambos.

El estudio calculó la tasa de mujeres asesinadas por hombres dividiendo el número total de mujeres asesinadas por hombres en situaciones que involucraban sólo a una víctima y a un perpetrador por el total de la población femenina y multiplicando dicho resultado por 100.000. Este es el método estándar aceptado para comparar niveles letales de violencia armada.

El estudio insta a los legisladores de las entidades federativas a expedir leyes que acrecienten la aplicación de legislación federal y aseguren que los maltratadores que tengan un arma de fuego la entreguen o a que sean despojados de la misma.

Para ver el informe completo, por favor visite http://www.vpc.org/studies/wmmw2017.pdf.

 

 

 

El Centro de Políticas sobre Violencia (Violence Policy Center) es una organización educativa de alcance nacional que trabaja para poner un alto a las muertes y heridas causadas por armas de fuego. Siga al Violence Policy Center en en Twitter, Facebook  y YouTube.

 

 

 

Media Contact:
Felicia Feingersch
(202) 822-8200 x104
ffeingersch@vpc.org


VPC on Twitter